Dibujo de un mapa mundi donde soplan de cada punto cardinal un viento. Joan Martines (1570)
Mapamundi con los 8 vientos soplando desde cada punto cardinal. Joan Martines 1570.

Los Nombres de los Vientos

Los nombres de los vientos son muchos, como muchas son sus personalidades; solemos llamar los vientos según la dirección de donde proceden. Nos gusta recordar, antes de seguir, que el viento no es solo aquel que te seca la ropa, te dobla el paraguas, levanta olas y faldas, es también un elemento de orientación, uno de los más antiguos junto al sol y las estrellas, y una de las fuerzas vivas que moldean el entorno. Te invitamos a la lectura de «Viento: el respiro del mundo» como complemento de los nombres de los vientos.

Índice

La Rosa de los Vientos

La Rosa de los vientos fue inventada por el mallorquín Ramón Llul, para recordar, organizar visualmente y facilitar la navegación. La Rosa de los Vientos e un dibujo circular en forma de estrella de 8, 16 o 32 puntas, dividido en 4 cuadrantes de 90 grados, que reporta los nombres de los vientos y su dirección. Nosotros vamos a pie y por el momento utilizamos la de 8 puntas, las de 16 y 32 nos hablan de medios-vientos y distintas combinaciones, las utilizan la gente de mar, cuando cojamos un barco empezaremos a utilizarla… La Rosa de los Vientos de 8 puntas marca los 4 puntos cardinales (N, E, S, W) y los 4 puntos intercardinales (NE, SE, SW, NW), de cada dirección proviene un viento diferente, con su propio nombre, su historia y su carácter. Estos 8 vientos son los principales que se dan en España. Conocer los nombres y caracteres de los vientos es una ayuda invaluable a la hora de montar una tienda de campaña o caminar cuando sopla viento fuerte.

Tramontana: Viento del Norte (0º)

El Viento de Tramontana nace como corriente fría, gélida de los Alpes, inicia luego un viaje hacia sur sin abandonar las alturas. En su camino sobrevuela un corredor hecho por dos gigantes, Pirineos y Macizo Central Francés, aquí toma velocidad y desemboca en España soltando su primera bocanada con la energía de quien ha subido las cumbres más altas. Sopla, sopla fuerte Tramontana, las nubes se marchan a su paso y el sol brillando le da la bienvenida. Estremecedor y frío, afilado como un cuchillo, corta el aire a 200km/h. Llega noviembre y llega Tramontana que abre la puerta a Invierno: hasta primavera estarán juntos.

Gregal: Viento del Noreste (45º)

El Gregal nace en el continente, seco y frío, para llegar al Jónico donde Grecia e Italia lo acunan, hasta criarlo en borrasca. Cargado de fuerza, el Gregal comienza su viaje hacia sur, llegando al Mediterráneo de España. En invierno sopla frío y moderado, nunca se atreve a correr rápido, tímidamente se queda por debajo de los 40 km/h. Pero el Gregal no es un viento de cielo sino de mar, un recuerdo del Jónico que despierta al temporal y provoca al agua que responde con el más fuerte oleaje.

Levante: Viento del Este (90º)

El Levante nace de la fuerza del cielo sobre el mar… A la llegada de la primavera dos gigantes se encuentran en el centro del Mediterráneo, el anticiclón de las Azores y el ciclón del Norte de África. Aquí se miran de frente, se miden y de su choque grandioso nace Levante. Recién venido al mundo es frío y húmedo, nunca va solo, siempre lo acompañan nubes y lluvia. Joven y despreocupado se divierte, y con veloces juegos de hasta 100km/h arrastra fuertes temporales y exalta al mar hasta que el invierno llega. En sus andanzas llega a las Puertas del Atlántico, al Estrecho de Gibraltar, y aquí la tierra lo madura; a través de sus montañas lo despoja de humedad, lo calienta, aumenta su velocidad. Irrumpe en la Costa de Cádiz cálido, seco, violento, alcanza los 120km/h, desnuda las playas de arena, hace saltar las olas del mar, abate árboles y con su locura agita el alma de humanos y animales… En Extremadura, Castilla la Mancha y algunas provincias de Andalucía, llaman Solano al viento que viene de Levante que se da en verano, cálido y sofocante. Quizás entre los nombres de los vientos es el más conocido por ser el Estrecho las zona más ventosa de España.

Sirocco o Jaloque: Viento del Sureste (135º)

El Sahara lo crea a su imagen y semejanza: cálido y seco el Siroco comienza su viaje y lleva al Mediterráneo el alma del desierto en un deseo de acariciarlo y contemplarlo. Así, a cada equinoccio, Siroco acude puntual a su encuentro con la mar, la abraza, la arena del Sahara se mezcla con las tormentas del Mediterráneo; es entonces que Siroco se vuelve pesado, cálido, húmedo, sofocante; acaba su viaje en España, con fuerza, huracanado, a 100 km/h. Lo precede Calima, que cubre el cielo con un manto color del desierto.

Mediodía o Migjorn: Viento del Sur (180º)

El viento del Sur, o mediodía, es paisano de Siroco, mismo continente, pero padres diferentes: Borrasca de Portugal y Anticiclón de Italia. Del norte de África llega a España cálido de la tierra que lo crio y húmedo de su viaje por el Mediterráneo. Mediodía no es un viento que corre, nunca sobrepasa los 50km/h. A su paso aumentan las temperaturas, en verano deja algunas lluvias. Visita poco a España, se suele confundir con el Siroco y el Lebeche.

Lebeche o Garbino: Viento del Suroeste (225º)

El Lebeche nace en el Desierto Marroquí de la andadura de las borrascas que se desplazan por el Sur de Mediterráneo en sentido Oeste-Este. El Lebeche sopla como un augurio de tormentas: llegarán fuertes lluvias mezcladas con arena del desierto. Otro viento es Ábrego, los dos vientos soplan desde la misma dirección, pero Ábrego no es hijo del desierto sino del Océano, los engendran las borrascas que atraviesan el Atlántico entre Canarias y Azores. Es un viento templado y húmedo, que no supera los 35km/h, cuando llega a España Occidental los acompañan abundantes lluvias.

Viento del Oeste: Poniente (270º)

El viento de Poniente, Lecho del Sol y Puerta de Océano… Surge debido a las borrascas atlánticas, llega a España fresco y húmedo: Poniente, no podría ser de otra forma: el Sol que de día abrasa, de noche cierra los ojos y descansa de su propia calor entre sabanas de viento fresco. Poniente corre veloz en primavera y otoño (50km/h) dejando fuertes lluvias a su paso, en verano reduce las temperaturas de la calurosa Andalucía y del occidente de Iberia, pero tras su paso por la Meseta pierde humedad, y gana temperatura, llegando a la Costa Levantina seco y rebosante de calor, haciendo subir los termómetros a 45º.

Mistral, Maestro o Cierzo: Viento del Noroeste: (315º)

El Mistral nace entre las frías cumbres de los Alpes, creado por las Borrascas del Noreste de Europa y el Anticiclón de Azores. Joven todavía comienza su viaje hacia Francia, con su cuerpo, denso, pesado y frío por haber besado tantas alturas, desciende a tierra. El Viento de Mistral cruza el valle del Ródano y Macizo central francés pero ante los obstáculos se hace fuerte: llega al Pirineo, barrera natural de España, e irrumpe en la península a más de 65km/h, alcanzando en sus mejores rachas los 120km/h. Será un río quien le dé el último impulso: el valle del Ebro se convierte en un túnel entre Pirineos y Sistema Bético que vuelve al Mistral seco, duro, frío y violento. Así sopla este viento otoñal, afilado como un cuchillo, barriendo hojas y cielos.

Tabla de los 8 vientos principales que se dan en España, con nombre, rumbo y características.

Resumimos en esta tabla los nombres de los 8 vientos principales que se dan en España y sus características, con la dirección de proveniencia expresada en grados:

GRADOSNOMBRECARACTERÍSTICAS
Viento del Norte0°TramontanaSeco, frío, fuerte
Viento de Noreste45°GregalHúmedo, frío, moderado
Viento del Este90°LevanteLluvioso, frío, muy fuerte
Viento de Sureste135°Sirocco o JaloqueHúmedo, cálido, huracanado. Trae la calima.
Viento del Sur180°Mediodia o MidjornHúmedo, cálido, moderado
Viento de Suroeste225°Lebeche o GarbinoLluvioso, cálido, moderado
Viento de Oeste270°PonienteHúmedo, fresco, moderado
Viento de Noroeste325°Mistral, Maestro o CierzoSeco, frío, fuerte
Tábela elaborada por viajeaeden.es: los nombres de los vientos

Conclusión

Estos son los nombres de los vientos principales que se dan en España, que tras haber pasado por bosques y montañas; pueblos y ciudades; por tu casa y por la mía llegan a las regiones con más o menos fuerza, húmedos o secos, con nubes o sin ellas. Por eso encontrarás en cada esquina del país nombres y caracteres diferentes, otro testigo de la hermosa variedad de la naturaleza y de las culturas humanas.

… en el aire se situaron nieblas, nubes, rayos y vientos; pero el creador del mundo no consintió que estos últimos tuvieran todo el espacio, sino que dio a cada uno su dominio particular: al Euro el oriente; el poniente al Céfiro; al Bóreas el norte, y el sur al Austro. Sobre los vientos se situó el éter, claro y sin peso…

Publio Ovidio Nasón, Metamorfosis

comenta

Viaje a Edén es una progresiva liberación, una progresiva perdida de peso, el rechazo a lo innecesario, a la dura presencia de los objetos, en un intento constante de controlar el miedo hasta liberarnos; como un andar incierto que se convierte en pasos largos carrera salto: la verdad, si verdad hay, es un ademán. Estás leyendo una búsqueda, un intento de crear, encontrar o volver a un Edén, a un lugar donde ser nosotros mismos, en plenitud de cuerpo y espíritu, en armonía con el mundo, con sus ritmos, sus leyes que no se cuidan del calendario humano, siempre y solo miran al Sol.

Pensamiento Nómada

pensamiento nómada small

Conciencia del entorno

Habilidades

Manos embarradas de arcilla

Personas y lugares

Tres personas gitanas en un lugar de Turquía. Todos los derechos reservados

Herramientas y materiales

Antiuga brújula portuguesa lo más importante de herramientas y materiales

Diario del Viaje

Foto antigua de una mujer sentada en el puertodel Musel con su diario del viaje en la mano. Creative Commons.

                 C O N T Á C T A N O S