Conciencia del entorno

La conciencia del entorno es la capacidad del individuo de entender, interactuar y moverse en el entorno donde se encuentra. Involucra el sujeto a todo niveles: corporal, mental, perceptivo, sensorial, intuitivo más su estado concreto o necesidad.

La conciencia del entorno es un conocimiento sin límite, una habilidad que crece con el tiempo. Acumulamos el saber a través de observación y estudio; intuición, sensibilidad y percepción se desarrollan a través de la practica; la experiencia de nosotros y del mundo nos provee de mejores herramientas y claridad de acción y pensamiento. El color del humo del fuego nos permite averiguar que es lo que se está quemando y recabar informaciones que podrían sernos de utilidad, la vegetación nos avisa de la presencia de agua o el tipo de terreno y clima la posibilidad de encontrar plantas comestibles, las estrellas pueden guiar nuestro camino o el viento avisarnos de la llegada de lluvias.

Cuando el entorno es labrado por el ser humano, su conciencia nos permite averiguar dinámicas sociales, económicas y culturales para ajustar nuestro comportamiento; saber de antemano si una ermita indicada en una señal nos proporcionará un porche para resguardarnos de la lluvia; posibilidades y límites a la hora de procurarnos dinero o material; nos pone en alerta de los peligros.

La conciencia del entorno es una cualidad fundamental para interactuar plenamente con los lugares, más ensancha nuestras posibilidades de acción, o sea nuestro margen de libertad, y mantiene el espíritu despierto y atento a las infinitas señales que el mundo nos envía: escuchar estas señales es quizás el sentido más profundo del viaje.

Más allá de su grande utilidad práctica, la conciencia del entorno tiene un profundo valor ético: nos permite entender  los lugares y a quienes los habitan y ser nosotros mismos, en plenitud, dándonos la posibilidad de alcanzar el final de la larga y difícil búsqueda de una reconexión con la naturaleza y con el mundo.

Dibujo de un mapa mundi donde soplan de cada punto cardinal un viento. Joan Martines (1570)

Los Nombres de los Vientos

Los nombres de los vientos son muchos, como muchas son sus personalidades; solemos llamar los vientos según la dirección de donde proceden. Nos gusta recordar, antes de seguir, que el viento no es solo aquel que te seca...

Fronteras Europa Marruecos Tarifa Punta Oliveros

Fronteras. Punta Oliveros

Punta Oliveros, término municipal de Tarifa. 14.4 km de África. Pisando tierra no se puede ir más cerca. Es un límite geográfico y una frontera. Los límites labran la conciencia y la pisada: el alma se pierde en el...

Graffiti que representa al viento en un edificio, ocupa toda la pared de la casa. El graffiti es un hombre hecho con engranajes, ruedas, llaves y varios tipos de mecanismos que agarra un barco de madera acercándoselo a la boca para soplar y hacer que vuelen piezas.

Viento, el respiro del mundo

Es una explicación simplificada de una realidad más compleja que involucra mares montañas, la noche y el día… Pero el viento trasciende al plano físico, nos trae emociones, recuerdos, a veces presagios, la palabra que...