Foto a color hojas acantilado de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Acelga silvestre o Marina, Rincón de la Victoria, Málaga. (Viaje a Edén)

Acelga Marina o Acelga silvestre (Beta Vulgaris Marítima)

En esta entrada aprenderemos hábitat, propiedades, usos y como reconocer y recolectar la Acelga Marina o Acelga silvestre (Beta Vulgaris Marítima), de la extensa familia de las Amaranthaceae, planta comestible que ama el mar, y que con su tallo elegante y su buen porte puebla los litorales de Atlántico y Mediterráneo, sin tener miedo a meterse tierra adentro… Si te estás iniciando en este arte, el artículo «Aprender a reconocer plantas silvestres comestibles» y el Vocabulario de Plantas Silvestres son una buena ayuda.

Hábitat

La Acelga Marina, o Acelga silvestre, es originaria de la Cuenca del Mediterráneo; desde su lugar de origen se ha difundido por las zonas templadas de Asia y por buena parte de Europa, llegando hasta Gran Bretaña y las Azores. El hábitat natural de la Acelga Marina son las zonas marítimas y arenales; se encuentra también en interior si hay ríos o humedales, nosotros la encontramos en Zamora, tanto cerca del Duero como al lado de la cárcel antigua, mientras que en Italia hemos tropezado con ella en unos pueblos de interior, justo debajo de los Apeninos. La Acelga Marina prefiere climas templados y suelos bien drenados, llegando a crecer directamente en la roca. Aguanta bien estar a pleno sol, la alta salinidad y el calor, pero sufre un poco las sequías; en verano, sobre todo en zonas de poca lluvia o lejos de la humedad del mar, la planta pierde tono, se afloja y en parte se seca. Acabamos añadiendo que fue la segunda planta silvestre comestible que aprendimos a reconocer, fue en Castro Marim, un hermoso pueblo portugués a orilla del Guadiana.

Foto a color en un acantilado de planta joven con sus tallos y hojas de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Planta joven, Faro Peñas, Luanco, Asturias. (Viaje a Edén)

Descripción: reconocer la Acelga Marina

La Acelga Marina no es una planta especialmente llamativa, pero la forma de sus hojas y sobre todo el tallo la hacen una especie fácil de reconocer. Para facilitar la consultación, hemos dividido la descripción de la planta por partes, mientras que al fondo de la entrada encontrarás una exhaustiva galería de fotos para ayudarte en la tarea de identificación.

Morfología general y crecimiento

La Acelga Marina o Acelga Silvestre es una planta anual, que puede alcanzar casi el metro y medio. La morfología general de la Acelga Marina varia en las diferentes etapas de crecimiento; las hojas, en su primer ciclo son basales con peciolo alargado, y el tallo comienza a crecer cuando las hojas basales han crecido lo suficiente. En el tallo floral encontramos hojas caulinares y las pequeñas flores. Adquiere un tamaño distinto, cuando crece en condiciones especialmente adversas, como acantilados, suelos totalmente rocosos, zonas expuestas a fuerte viento, o donde se desbrocha frecuentemente, la Acelga Marina toma el aspecto de planta rastrera, con hojas muy pequeñas, y tallos especialmente finos y largos.

Raíz

La raíz de la Acelga Marina es blanca por fuera y por dentro, alargada, gruesa y prominente;  se encuentra bien hundida en la tierra y tiene pocas ramificaciones. Tiene un agradable dulzura si la comes recién recogida, detalle curioso que ayuda a identificar la planta

Tallo

Una de las características que nos permite reconocer la Acelga Marina fácilmente es el tallo. El tallo de la Acelga Marina es duro, liso, muy fibroso y bien flexible, largo y muy ramificado, llega a medir 120 cm. Presenta unas peculiares ranuras, muy pronunciadas, en todo su largo, como si fuesen pequeños canales (Foto 1); es de color verde claro y a menudo presenta mechas de color rojizo o remolacha, más o menos extendidas, que a veces colorean al tallo casi por completo (Foto 2).

Foto a color tallo rojizo de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 1. Tallo rojizo y acanalado. Castro Marín (Viaje a Edén)
Foto a color tallo rojizo de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 2. Tallos. Castro Marín, Portugal (Viaje a Edén)

Hojas

Las hojas de la Acelga Marina crecen de forma alterna. Las hojas basales son más grandes y presentan un peciolo muy largo y acanalado; las hojas superiores son más pequeñas y alargadas, carecen de peciolo y están unidas directamente al tallo (Foto 3). Todas las hojas de Acelga Marina tienen formas ovaladas, lanceoladas y terminadas en punta con bordes ondulados; tienen grosor y consistencia (Foto 4). La base de la hoja presenta también dos orejuelas que a menudo se enrizan sobre sí misma. Son de color verde brillante, lisas al tacto y tienen los nervios bien marcados. Junto con el tallo, las hojas son el elemento que más fácilmente nos permite reconocer la Acelga Marina. Cuando crece en condiciones adversas desarrolla hojas más pequeñas, de color un poco más pálido, y peciolos muy alargados.

Foto a color hojas superiores de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 3. Hojas superiores Acelga Marina. Castro Marín, Portugal (Viaje a Edén)
Foto a color hojas basales de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 4. Hojas basales, Castro Marín, Portugal (Viaje a Edén)
Foto a color hoja basal en punta y ondulada de Acelga Silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Hoja basal ondulada, Castro Marim, Portugal (Viaje a Edén)

Flores y semillas

Las flores son pequeñas, redondas y verde- rojizas (Foto 5). Crecen agrupadas formando alargados racimos, característica común a otras Amaranthacea. Los grupos de flores van separados por dos hojas pequeñas y finas que sobresalen del racimo. Los frutos (Foto 6) son pequeños, pardos y con formas de capsulas, las semillas se encuentran en su interior.

Foto a color Flores en espiga de Acelga Silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 5. Flores en espiga, Castro Marim, Portugal (Viaje a Edén)
Foto a color de capsulas de Semillas de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Foto 6. Semillas, Asturias. (Viaje a Edén)

Composición y propiedades de la Acelga Marina

La composición química de la Acelga Marina es muy interesante. La raíz es rica en sacarosa, mientras que hojas y tallos contienen vitaminas A, B1, B3, B5, B6, C, E, K; sales minerales calcio, cobre, potasio, sodio, fósforo y hierro; ácidos grasos como el Omega-3; flavonoides; los pigmentos Betacaroteno, que se convierte en vitamina A, Zeaxantina y Luteína, que parecen beneficiar la salud de los ojos; ácido fólico, ácido oxálico y saponinas. La Acelga Marina posee propiedades hepatoprotectoras (previene daños en el hígado), antioxidantes, antidiabéticas y aumenta la producción de bilis. 

Cuándo recolectarla

La Acelga Marina se recolecta todo el año, pero en latitudes cálidas y secas, como Andalucía, en verano la planta se encuentra floja, con menos hojas, y parcialmente seca. La raíz es mejor consumirla justo al momento de recogerla, pues pierde sabor con el paso del tiempo. De la planta se utilizan las hojas y los peciolos; los tallos se podrían comer si no fuese por su consistencia que rende la tarea de mascar bastante complicada. Cómo siempre, es mejor recoger las hojas antes de la floración y antes de que el tallo se desarrolle completamente. Hemos notado que las hojas muy jovenes tienen menos sabor.

Foto a color Recogiendo hojas de Acelga Silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) plantas silvestre comestible muy común en España. Creative Commons atribución 4.0 internacional
Recogiendo Acelga Marina en Castro Marim, Portugal (Viaje a Edén)

Preparación de la Acelga Marina

Quizás entre todas las plantas silvestres es la que más apreciamos, hay mares de recetas a base de Acelga Marina, por su versatilidad y sus cualidades alimenticias es una buena compañera de viaje. El tallo es duro y fibroso por lo que utilizamos solo peciolos y hojas tanto jóvenes como maduras, troceadas o enteras.

Uso culinario

Las hojas tienen una textura espesa, consistente, que se masca con gusto; un sabor decidido y naturalmente salado por lo que sal no solemos añadirla. En cuanto a las especias si hay pimienta o guindillas puede echársela, pero no la necesitas absolutamente, insisto que su sabor de por sí es contundente. Las hojas de Acelga Marina se saltean solas o con otras verduras o patatas, pero dan lo mejor de sí cocinadas con salchichas, panceta, chorizo, jamón; preparada de esta forma, puede comerse con pan o servir de condimentación para pasta, arroz o cous-cous. Otra opción, es hervirla o cocinarla al vapor, luego se condimenta con un pellizco de pimienta molida y un chorrito de aceite. Es una planta que tampoco teme la olla y se muestra buena compañera de guisos y cocidos. La raíz tiene un punto dulzón, se come fresca, recién recogida, mascándola por el camino o troceada y añadida a una ensalada.

Uso medicinal

La Beta vulgaris subsp. maritima se utiliza como una planta medicinal y alimento tradicional desde la antigüedad. En la medicina popular se ha empleado para tratar diferentes enfermedades, en particular, tipos de cáncer como leucemia, esófago, glándulas, próstata y tumores de mama. Varios estudios científicos han demostrado que, efectivamente, Beta vulgaris L. posee actividades antitumorales contra células tumorales, en particular, cáncer de mama y es útil en el tratamiento de diabetes. Creemos fundamental para el futuro de nuestra sociedad encontrar alternativa viable a los fármacos, por el alto coste económico, los efectos colaterales y las implicaciones políticas que conllevan. Os dejamos un enlace a un estudio en inglés, llevado a cabo por Abdelmalek Essaâdi University, disponible en PDF de forma gratuita en «Research Gate«. Con un poco de paciencia es fácil encontrar publicaciones académicas sobre la Acelga Marina y sus propiedades terapéuticas si utilizamos en la búsqueda el nombre científico de la planta.

A pesar de documentarnos con el máximo rigor, no somos ni médicos ni curanderos: este párrafo es puramente indicativo: para cualquier uso medicinal de la planta os aconsejamos consultar un profesional de la salud.

Foto a color hojas jóvenes de Acelga silvestre o Marina (Beta Vulgaris Maritima) Creative Commons atribución 4.0 internacional
Planta joven, Faro Peñas, Luanco, Asturias. (Viaje a Edén)

Nombres Comunes

Acelga marina; acelga silvestre; acelga brava; acelga bravía y acelga de campo.

Dibujo en blanco y negro de la descripción de una Acelga Silvestre o Marina, BEta Vulgaris Marítima. Flora Iberica (Real jardín botánico)
Dibujo científico de una descripción de Beta Vulgaris.

Curiosidades

La Acelga Marina es el antepasado silvestre tanto de la acelga de cultivo como de la remolacha; a pesar de ser una especie primariamente silvestre, en España, Portugal y el sur de Italia, podrías encontrar la Acelga Marina en huertas y pequeños cultivos.

Galería de Fotos de la Acelga Marina

Video: Como reconocer Acelga Silvestre o Marina

comenta

Viaje a Edén es una progresiva liberación, una progresiva perdida de peso, el rechazo a lo innecesario, a la dura presencia de los objetos, en un intento constante de controlar el miedo hasta liberarnos; como un andar incierto que se convierte en pasos largos carrera salto: la verdad, si verdad hay, es un ademán. Estás leyendo una búsqueda, un intento de crear, encontrar o volver a un Edén, a un lugar donde ser nosotros mismos, en plenitud de cuerpo y espíritu, en armonía con el mundo, con sus ritmos, sus leyes que no se cuidan del calendario humano, siempre y solo miran al Sol.

Pensamiento Nómada

pensamiento nómada small

Conciencia del entorno

Habilidades

Manos embarradas de arcilla

Personas y lugares

Tres personas gitanas en un lugar de Turquía. Todos los derechos reservados

Herramientas y materiales

Antiuga brújula portuguesa lo más importante de herramientas y materiales

Diario del Viaje

Foto antigua de una mujer sentada en el puertodel Musel con su diario del viaje en la mano. Creative Commons.

                 C O N T Á C T A N O S