Manos, arcilla blanca, usos, viajero, disinfectante
clay / arcilla Rafael Edwards

Usos de la Arcilla para el viajero

“Oficio noble y bizarro, entre todos el primero, es el oficio del barro, pues Dios fue el primer alfarero y el hombre su primer cacharro” Esta bella copla popular, común en el barrio de Triana, remarca los antiguos orígenes y la importancia que la arcilla tuvo en la historia. Desde la cosmética a la construcción, pasando por el arte más puro, son también muchos los usos de la arcilla para el viajero.

¿Qué es la Arcilla?
Historia de la Arcilla
Tipos de Arcillas y usos para el viajero

¿Qué es la Arcilla?

Antes de conocer los posibles usos que un viajero puede hacer de la Arcilla, es bueno hablar un poco de que es la arcilla y como se forma. La Arcilla es una roca sedimentaria, o sea que su formación se debe a la acumulación de sedimentos que se consolidan a través de procesos químicos y físicos. Los sedimentos que formarán la arcilla son el resultado de la erosión de rocas que tienen en su composición feldespato (Silicato de aluminio); son rocas muy comunes, que constituyen el 60 % de la corteza terrestre. La sucesiva interacción del material sedimentario con el agua produce la caolinita o Silicato de Aluminio hidratado.

La caolinita se va erosionando con el paso del tiempo dando lugar al caolín o arcilla blanca: es aquella que tiene menos impurezas y mayor porcentaje de caolinita. Dependiendo del nivel de hidratación, erosión y contaminación de otros minerales (hierro, magnesio o sodio) al que este expuesta la caolinita obtendremos diferentes colores y propiedades en la arcilla como la roja o verde.

Dentro de las características de la Arcilla encontramos que se raya fácilmente, es hidrófila, retienen bien el agua lo que le da plasticidad e impermeabilidad y tiene gran capacidad de absorción, cuando se moja se moldea con extrema facilidad y puede ser sucesivamente cocida adquiriendo dureza.

Historia de la Arcilla

Estatuilla de cerámica de la Venus de Dolní Vestonice, es la estatua de cerámica más antigua del mundo del 2900-2500 Antes de nuestra era.
Venus de Dolní Věstonice. Estatuilla de cerámica más antigua del mundo (29000-25000 antes del presente). Dominio Público.

El uso de la arcilla para fabricar objetos data de hace unos 100.000 años; en el paleolítico superior cocían la arcilla para hacer pequeñas figuras. Del uso terapéutico de la arcilla tenemos constancia “solo” desde el 2500 antes de la era común, en Mesopotamia, donde se han encontrado tablillas que tratan el uso medicinal de la arcilla. Los egipcios describieron el uso de la arcilla como antiséptico y antinflamatorio, y su uso para problemas intestinales (Papiro de Ebers).

En Grecia, el médico Galeno registraba casos del uso interno y externo de la arcilla en su tratado sobre la terapia con barro. Para uso terapéutico se llegaron a comercializar por todo el mundo clásico medallones de arcilla de la isla de Lemnos con el sello de la diosa Diana.

Así hasta nuestros días la arcilla, como ya hacían nuestros ancestros, se sigue utilizando tanto para el arte de la cerámica como para uso medicinal, por gente sedentaria y viajeros apasionados.

Tipos de Arcillas y usos para el viajero

Mientras viajamos podemos encontrar la arcilla en la naturaleza, mezclada con otros materiales y minerales, según el mineral que haya contaminado la arcilla podrá ser de color verde, roja o blanca. El uso que aquí se describe es externo, mezclando la arcilla con agua, la aplicamos sobre la zona a tratar, como si de una crema se tratase. Hay casos en los que se puede tomar la arcilla diluida en agua para distintas dolencias. Todas las arcillas son antiséptica, antibacteriana y buen cicatrizante, actuan como analgésico y antiinflamatorio.

La arcilla, mezclada con un poco de agua se convierte en una óptima pasta de dientes; de esta misma forma actua como un buen champú y un sustituto del jabón de platos; puedes aplicar esta pasta de arcilla en las axilas, dejarla secar y sacudirla en seco (se convierte nuevamente en polvo una vez seca) para combatir el mal olor. Sobre todo para quienes viajan a pie y acampan en la naturaleza, son formas de cuidar la higiene sin contaminar y con un peso extremadamente reducido (se lleva solo el polvo y se hace la mezcla sobre la marcha).

Para quienes practican supervivencia o, como nosotros, quieren ser lo más posible autosuficientes y/o sostenibles, la arcilla, al revés que la pasta de diente o el jabón de platos, se encuentra fácilmente en la naturaleza y a coste 0; si la compras, el precio según nuestra experiencia, varía de 5 a 10 euros por kilo. Remarcamos que la producción industrial de la arcilla es decididamente más sostenible que la de cualquier producto químico.

Más allá de su uso en la higiene y limpieza la arcilla es también una medicina. Si durante el viaje sufrimos alguna caída, golpe con una roca que nos provoca un hematoma, nos sale algún tipo de sarpullido en la piel, dermatitis por el roce de piernas al caminar, ampollas dolorosas en los pies cansados de hacer kilómetros, o padecemos lumbalgia por el exceso de peso de la mochila, la arcilla ideal es la VERDE que está compuesta por hierro, magnesio y oligoelementos. Como siempre se prepara el remedio mezclando la arcilla con agua hasta obtener una pasta que se aplica directamente sobre la zona a tratar, se deja secar y se remueve.

El dolor muscular y las agujetas son comunes durante los viajes al igual que las heridas por rozar plantas, escalar una pared o simples resbalones en los que acabas entre una zarza, para esto la mejor arcilla es la ROJA, compuesta por óxidos de hierro, hematita, sodio y potasio. La arcilla roja es un gran cicatrizante y aliviador de dolores musculares gracias a que favorece el riego sanguíneo.  La arcilla roja es también muy eficaz para dolores menstruales y de senos. Como cicatrizante mi hermana la utilizaba para su cicatriz después de la cesárea, obteniendo tan buenos resultados que los médicos pensaban que hacía tiempo que debía haber acudido para quitarse las grapas. También usó arcilla roja para su bebé como cicatrizante del ombligo, que se le cicatrizo y secó muy pronto. 

Las quemaduras forman parte de los viajes, al encender un fuego o simplemente el sol abrasa tu piel y no tienes aloevera cerca… La mejor opción: la arcilla BLANCA o CAOLÍN, tiene componentes parecidos a la verde pero con menos oligoelementos. La Arcilla blanca es muy pura, no contiene ni fosforo, ni cloro, ni zinc; contiene principalmente aluminio y silíceo. La arcilla blanca también alivia la sensación de picor, especialmente útil si has pasado una hermosa noche a la luz de la luna mirando el mar pero te han acribillado los mosquitos.

A pesar de que como medicina un tipo de arcilla pude ser más indicado que otra, las tres se pueden intercambiar con buenos resultado.

Si como viajero estás pensando en abaratar costes, deshacerte de los productos químicos y buscar ligereza la arcilla te será de extrema utilidad. Remarco que con un solo elemento, la arcilla, mezclado con agua, que siempre tienes a mano cuando no encima, tenemos pasta de diente, desodorante, producto de limpieza y para la higiene personal más medicina para varios usos. Nosostros la añadimos a nuestras mochilas en Tarifa, y desde entonces no nos ha abandonado nunca.

comenta

Viaje a Edén es una progresiva liberación, una progresiva perdida de peso, el rechazo a lo innecesario, a la dura presencia de los objetos, en un intento constante de controlar el miedo hasta liberarnos; como un andar incierto que se convierte en pasos largos carrera salto: la verdad, si verdad hay, es un ademán. Estás leyendo una búsqueda, un intento de crear, encontrar o volver a un Edén, a un lugar donde ser nosotros mismos, en plenitud de cuerpo y espíritu, en armonía con el mundo, con sus ritmos, sus leyes que no se cuidan del calendario humano, siempre y solo miran al Sol.

Pensamiento Nómada

pensamiento nómada small

Conciencia del entorno

Habilidades

Manos embarradas de arcilla

Personas y lugares

Tres personas gitanas en un lugar de Turquía. Todos los derechos reservados

Herramientas y materiales

Antiuga brújula portuguesa lo más importante de herramientas y materiales

Diario del Viaje

Foto antigua de una mujer sentada en el puertodel Musel con su diario del viaje en la mano. Creative Commons.

                 C O N T Á C T A N O S